Banner

sábado, 8 de julio de 2017

'Danger Girl', las ángeles de Charlie del cómic


Una mezcla entre los ángeles de Charlie, James Bond e Indiana Jones. Esa podría ser la definición perfecta para Danger Girl, la obra más conocida del dibujante J.Scott Campbell (con la ayuda en los guiones de Andy Hartnell). Un cómic trepidante que cuenta las aventuras de un grupo de agentes secretas femeninas (Danger Girl), y en el que lo más importante es la diversión. Planeta Comic reedita la miniserie original (luego le seguirían varias más) en una edición integral llena de extras.

Una auténtica película de acción dibujada protagonizada por chicas y chicos sexys, que salvan el mundo de villanos de opereta, en escenarios exóticos, y con un ritmo propio de una superproducción de acción. Un cómic con unos dibujos y un color absolutamente irresistibles. 

Destacar la edición de Planeta que incluye la miniserie original (de siete números), con el color y los efectos digitales remasterizados, y 100 páginas de extras, como bocetos inéditos explicados detalladamente, una introducción del actor Bruce Campbell (Posesión infernal) e incluso una secuencia de animación en folioscopio en la esquina de las páginas finales.

Los protagonistas
La protagonista de la historia es Abbey Chase, una especialista en civilizaciones antiguas y cazadora de tesoros exóticos (al estilo de Indiana Jones) con facilidad para los idiomas y que también es una tiradora de elite. La trama comienza cuando se une a la organización Danger Girl, liderada por Deuce, un antiguo espía británico del MI-6 (como James Bond), cuyo aspecto físico está inspirado en un madurito Sean Connery.

Las otras componentes de este grupo de ángeles de Charlie son Sydney Savage, una agente de operaciones especiales experta en el manejo del látigo y sin miedo al peligro, Natalia Kassle, Una antigua agente rusa de inteligencia experta en el combate cuerpo a cuerpo y muy diestra con los cuchillos, y la adolescente Silicon Valerie, una genio de los ordenadores y las comunicaciones, nacida en Oxford, que se encarga de dar apoyo logístico a las demás.

Otros de los buenos son Johnny "Barracuda", un agente de la CIA que colabora con las chicas en algunas misiones y que  tiene una relación de amor odio con Sydney Savage; y el  Agente Secreto Zero, un espía y maestro del disfraz que es todo un misterio.

Las Danger Girl se enfrentan a El Cuarto Reich, una organización nazi encabezadapor Hammer (un anciano nazi confinado en un pulmón de acero) y a su ejército, liderado por el Mayor Maxim, un poderoso soldado nacido de un experimento, que tiene un aspecto parecido a Darth Vader con su atuendo de cuero negro rematado por una máscara de gas que le da un toque terrorífico. Y que encabeza un grupo de exóticos asesinos.

Lo curioso es que la primera agrupación de las Danger Girls iba a estar formada por seis chicas, pero lo desecharon porque  "era demasiado Spice Girls".

Un éxito instantáneo

En la introducción al cómic, J. Scott Campbell reconoce la importancia que han tenido en su vida (y su trabajo) las películas que vió en su juventud, como La Guerra de las Galaxias, En busca del arca perdida o la saga  de James Bond. Por eso, cuando terminó su primera serie larga, Gen13 (que fue un éxito), se juntó con su amigo Andy Hartnell y decidieron rendir homenaje a esas películas que tanto les gustaban.

De hecho el cómic comienza con una escena de introducción, a la que siguen los títulos de crédito, como las películas de James Bond.

Así que volcaron toda su pasión en este cómic, publicado en 1998, que reunía todos esos elementos que les gustaban y que fue un éxito instantáneo desde el primer número. La prueba es que en el año 2000 protagonizaron su propio videojuego.

Desde entonces las Danger Girls han protagonizado muchas otras miniseries, siempre con los mismos elementos: acción y diversión. Y es que Danger Girl es un cómic trepidante, refresctante y divertido. Ideal para disfrutar en verano.